Uncategorized

Frutas extrañas y comida exótica

Cuando comencé a salir de novia con mi actual esposo, le encantaba llevarme a diversos restaurantes.

Conocí innumerables restaurantes siendo mis favoritos los restaurantes de Roma Norte. Conocí desde los más tradicionales hasta los gourment de ese entonces.

Obviamente, mi paladar se fue afinando a la vez que fui descubriendo nuevos sabores que mi propio país guardaba.

Una de las visitas que más me impresionó fue llegar al mercado San Juan o al Mercado de Sonora.

En sí mismos son un espectáculo para la vista, un ramillete de sensaciones para el paladar y un lugar donde los chefs se dan vuelo para comprar las cosas más extrañas y exóticas para preparar sus platillos exclusivos.

Algo que te puedo compartir después de vivir esta experiencia, es que cuando viajas al extranjero, llegas a extrañar esos sabores y olores.

Es importante disfrutar cualquier viaje y mantenerse abierto a las nuevas sensaciones que te brindará el país al que visitas pero, hay algo en los ingredientes mexicanos y la forma en cómo se exponen en un mercado que, sencillamente los extrañas.

Recuerdo mi primer viaje a los Estados Unidos… fue increíble, sin embargo, lo primero que hice al tocar tierra mexicana fue ir a un mercado a tomar litros de jugo de naranja recién hecho.

No comí otra cosa por horas… solo tomé jugos.

Eso es justo lo que pasa con las frutas y verduras que se pueden conseguir en nuestro país… son únicas en cantidad, calidad, sabor y accesibilidad.

Además de contar con un delicioso jugo de naranja recién exprimido, en un mercado puedes teñirte los dientes de rojo con un vampiro, es un jugo que se hace con remolacha, zanahoria, apio y jugo de naranja.

El Jugo Verde que puede tener nopales, apio, perejil, piña, el xoconostle que es una fruta mexicana nativa y jugo de naranja o toronja. O lo puedes conseguir en Nueve Nueve

O probar el jugo de alfalfa, que también puede incluir limón, piña, guayaba y más.

Los jugos también pueden ser regionales; por ejemplo, busca el agua de chaya en el mercado del centro de Mérida, la capital del estado de Yucatán.

La chaya es una hoja y tiene un sabor especial que solo se puedes encontrar en Yucatán para probar gastronomía mexicana.

Los lugares donde puedes comprar jugos recién hechos se encuentran en todas partes en México, pero siempre son más baratas en un mercado.

Y para redondear, donde venden jugos encontrarás frutas y verduras picadas.

Bien podrás comer una ensalada de frutas con yogurt y granola o bien pedir una sola fruta y bañarla con miel.

Hay quienes aman el limón y bañan sus frutas con este ácido pero rico sabor.

Y para los que no lo puedan creer… los mexicanos le ponemos picante a una gran porción de nuestros alimentos.

Así que no te extrañe que veas la jícama, el pepino, la zanahoria, el mango o la misma naranja bañados en un tradicional chile piquín o con el peculiar chamoy.

De hecho, otra anécdota que logré entender cuando fui a Estados Unidos es que, en esas aventuras de visitar excelente restaurantes con mi esposo, veía a los extranjeros solo comer fruta.

Decía para mis adentros, “… la fruta la puedo comer en casa, aquí comeré ese platillo gourmet”  y como te compartí, lo primero que hice al llegar a México fue consumir fruta.

Dicen que los viajes ilustran y te hacer valorar lo que tienes en casa.

FUENTES: YouTube || Nueve Nueve|| Wikipedia