Uncategorized

Qué debes saber sobre la enfermedad renal y la presión arterial cuando se tiene diabetes

Cuando se ha presentado la diabetes en nuestro cuerpo, prácticamente se desencadena otros riesgos como la retinopatía diabética, el pie diabético o enfermedades como la nefropatía diabética, entre muchas otras.

Es por ello que hay que estar al pendiente de tu salud y vigilar cualquier cambio físico.

Veamos en esta ocasión qué sucede y cómo se vinculan la enfermedad renal diabética y la presión arterial alta.

La enfermedad renal diabética (nefropatía diabética) es una complicación que se desarrolla en algunas personas con diabetes.

En esta condición, los riñones están dañados, lo que puede causar presión arterial alta. Esto es más común en personas con diabetes tipo 1.

En raras ocasiones, la presión arterial alta es causada por otras condiciones. Entonces se llama hipertensión secundaria.

REFERENCIAS: YouTube  , HC Medical y Medline

Si se te diagnostica presión arterial alta (hipertensión), es probable que tu médico te examine y te realice algunas pruebas de rutina que incluyen:

  • Un examen de orina para verificar si tienes proteínas o sangre en la orina
  • Un análisis de sangre para verificar tu función renal y para verificar tu nivel de colesterol
  • Un trazado cardiaco (electrocardiograma o ECG)

El propósito del examen y las pruebas es:

  • Descartar (o diagnosticar) una causa secundaria de hipertensión arterial
  • Verificar si la presión arterial alta ha afectado al corazón
  • Comprobar si tienes otros factores de riesgo, como un nivel alto de colesterol

Varias de estas pruebas son las que se realizan en general y de forma habitual, tengas o no diabetes, incluso si no tienes presión arterial alta.

¿Por qué la presión arterial alta resulta ser un problema?

La presión arterial alta (hipertensión) es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares como un ataque cardíaco o un derrame cerebral, llegando a originar un daño renal, en algún momento.

Si tienes presión arterial alta, con el paso de los años puedes tener un efecto dañino en los vasos sanguíneos (arterias), a la vez que se ejerce presión sobre el corazón.

En general, cuanto mayor sea tu presión arterial o pie de atleta, mayor será el riesgo para tu salud.

Sin embargo, la presión arterial alta es solo uno de los varios factores de riesgo posibles para desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Otros factores que también aumentan el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular son:

  • Malos hábitos: Fumar, la falta de actividad física, la obesidad, llevar una dieta poco saludable, el exceso de alcohol
  • Diabetes
  • Niveles elevados de colesterol en sangre
  • Nivel alto en grasa (triglicéridos) en la sangre
  • Enfermedades renales que afectan la función renal
  • Una fuerte historia familiar. Esto significa que si tienes un padre o hermano que desarrolló una enfermedad cardíaca o un accidente cerebrovascular antes de los 55 años de edad o en una madre o hermana antes de los 65 años
  • El ser hombre
  • Una menopausia precoz en las mujeres
  • La edad, a medida que se envejece, es más probable que se desarrolle enrojecimiento o “endurecimiento” de las arterias (ateroma)
  • Grupo étnico

La diabetes más la presión arterial alta es una combinación particularmente fuerte de factores de riesgo.

Además, algunas otras complicaciones de la diabetes son más comunes si tienes presión arterial alta.

Por ejemplo, daño a la parte posterior del ojo (retinopatía diabética) y daño renal relacionado con la diabetes (nefropatía diabética). Ingresa a HCMedical para más información

¿Cuáles son los beneficios de bajar la presión arterial?

En la actualidad, hay suficientes pruebas sólidas de estudios que demuestran que controlar la presión arterial en personas con diabetes reduce el riesgo de futuras complicaciones.